Abrasivos para chorreado

A la hora de afrontar el decapado de una superficie, o de retirar la suciedad o el óxido que esta presente, una de las mejores opciones es la aplicación de algún abrasivo a presión. Comunmente se tiende a creer que lo que se aplica es siempre algún tipo de arena, por eso en muchos casos a este método se le denomina arenado o chorro de arena, sin embargo, son diversas las materias que podemos utilizar para llevarlo a cabo y éstas difieren entre sí en muchos aspectos, como puede ser el tamaño, la forma y el índice de corte (más o menos abrasivas) por lo que la aplicación de cada una de ellas será más o menos recomendada en función del trabajo a realizar y los resultados obtengamos también dependerán esta elección.

Si bien existen abrasivos para multitud de aplicaciones nos vamos a centrar en lo que nos ocupa, que son aquellos que podemos utilizar a la hora de restaurar nuestra vieja moto. Vamos a ello.

Corindón: Adecuado para un amplio campo de aplicaciones tales como desoxidado, decapado de piezas de hierro y/o acero, en aplicaciones en las que se requiera una cierta rugosidad, como es el caso de preparación de superficies para pintado o recubrimiento con resina sintética o goma, limpieza y desbarbado de soldadura; limpieza de capas de pintura y laca...Se presenta en forma de granos de formas angulares lo que le confiere in alto indice de abrasión. Es el abrasivo más utilizado en restauración.

Microesferas de Vidrio: Formas esféricas regulares, no porosas. Adecuado para una gran variedad de aplicaciones, sin erosión mesurable de la pieza tratada como limpieza y reacondicionamiento suave piezas de motores, donde encontramos su mayor utilidad ya que la forma redondeada de las partículas hace que su indice de abrasión sea bajo. Son especialmente recomendables para la limpieza y restauración de cárteres, cilindros, culatas y motores en general ya que les devuelve el brillo original.

Silicato de Aluminio: Formas de grano irregulares, angulosas, ligeramente laminares y de perfiles variados, con aristas ligeramente cortantes. La partícula actúa por roce y deslizamiento, que unido a sus aristas ligeramente cortantes, ejerce una acción de cizallado, con baja abrasión e impacto prácticamente nulo. Su granulometría, muy ajustada y controlada, presenta la ventaja de efectuar una acción homogénea y delicada sobre las superficies a tratar. Sobre superficies metálicas, y principalmente hierro, resulta muy apropiado para la eliminación de pinturas y tratamientos protectivos deteriorados, así como para el saneado de la oxidación. Lo podemos utilizar como sustituto del corindón ya que sus propiedades son similares.

Arena: Si bien los productos mencionados anteriormente ofrecen unos magníficos resultados, muchos restauradores acudimos frecuentemente a la arena de toda la vida (procedente de algún almacén de materiales de construcción), la cual resulta muy adecuada para trabajos de decapado de pintura y de limpieza y es más sencilla de conseguir que el corindón y el silicato de aluminio por ejemplo.
A la hora de elegir la arena hemos de tener especial cuidado con el grosor del grano, la razón es que un grano excesivamente grueso puede salir muy disperso por la boca de la pistola y ralentizar nuestro trabajo e incluso, si no disponemos de un compresor de altas prestaciones puede ocasionar el taponamiento de la pistola. Por el contrario un grano fino nos garantiza un chorro más continuo y no necesitaremos un compresor demasiado grande, aunque en este caso el indice de abrasión será menor.
Por regla general utilizaremos un grano más gruesos para las superficies más duras (decapado de pintura) y uno más fino para las más blandas (retirar óxido o limpieza de piezas).

En nuestra opinión, el uso de arena convencional para el decapado, la limpieza y la retirada del óxido de las piezas combinado con la utilización las microesferas de vidrio para los acabados de superficies metálicas como el motor, resulta una solución eficaz a la vez que cómoda y económica.

En todo caso conviene señalar la importancia del uso de los equipos de protección correspondientes para este tipo de trabajos: mascarilla de polvo, gafas de seguridad y guantes, además de ropa de trabajo adecuada.


4 comentarios:

Carlos dijo...

Magnífico artículo sobre productos para el chorreado de piezas. Al igual que el de las pastas para pulir, nos saca de nuestra ignorancia a los que nos iniciamos en el tema.
... y tarde o temprano tendremos que usarlo...
Saludos

tumotoclásica dijo...

Gracias Carlos, de eso se trata, de que sea útil.

Anónimo dijo...

y donde se compran las microesferas
ysilicato

tmc dijo...

Las puedes encontrar en muchos sitios, por ejemplo estos:

http://www.abrasinter.com/
http://www.mpa.es/
http://www.mantraco.es/